Visitante

En mi calendario ya tengo marcados los días que van sin tenerte a mi lado...
Y en mi piel tengo marcados tus labios...

24 feb. 2011

Posibles supuestos

La mayoría de las personas viven aterrorizadas por lo que sienten. Tienen miedo de lo que en un posible futuro podría pasar si hicieran algo impulsados por sus sentimientos. Desde muy pequeños nos enseñan que no podemos dejar que nuestros sentimientos nos dominen con frecuencia; de hecho, si hacemos algo impulsados por ellos somos vistos como los "malos" y por ello la mayor parte de las personas crecen con una cierta tendencia a callarse lo que sienten, a guardar sus sentimientos y a esconder aquellos impulsos que podrían cambiar muchas cosas si en un posible supuesto llegaran a realizarse.



Yo, sin dudarlo ningún momento, siempre me he considerado una de esas personas que se tragan todo lo que sienten: siempre se me dijo que era mejor no dejarse llevar por nuestros sentimientos. Pero me he dado cuenta de que hay ciertas cosas ahora mismo en mi vida en las que lo más arriesgado es dejarse llevar por mis propios impulsos sentimentales. Pienso que si me dejara llevar, si lo hiciera, tal vez sea un gran error, pero si no lo hago siempre me quedará en mi mente el pensamiento de "Joder, ¿qué habría pasado si lo hubiera intentado?". Tendría las cosas claras en mi cabeza si me dijera algo... pero como no es así, hablaré en posibles supuestos... si me dejara llevar por lo que siento en este instante, lo que pasaría de aquí a unas semanas, sería que cogería un avión desde Barajas con destino a Tenerife. No tendría miedo por haberme dejado llevar sino por su reacción. Supongo que iría allí para terminar de autoconvencerme de que todo lo que ha pasado ha sido una locura, un juego... pero no sé si llegaría a creerme eso al 100%. Dejando de hablar en posibles supuestos y volviendo a la realidad que hoy por hoy me rodea, sólo puedo decir que salgo con alguien para intentar sacarla de mi mundo, porque ella sale con alguien más. El hecho es que aunque salga con alguien y me empiece a importar, no significa que quiera a esa persona ni que a ella deje de quererla como lo hago, porque siendo sincera conmigo misma, no me está sirviendo de mucho salir con ese alguien. No hace falta querer a alguien para pasártelo bien con dicha persona. Como tampoco es necesario amar a alguien para quererle, que creo que es lo que en el fondo nos pasa a ella y a mí. Lo malo es que como nos entra el miedo de lo que sentimos a la hora de hablar las cosas de verdad, nunca podemos llegar a una maldita conclusión de lo que buscamos, que, volviendo a hablar en posibles supuestos, en realidad es que nos queremos.

23/08/2010

2 comentarios: