Visitante

En mi calendario ya tengo marcados los días que van sin tenerte a mi lado...
Y en mi piel tengo marcados tus labios...

13 feb. 2011

867A

Despertarse por la noche y no encontrar más tus manos. Sentir el vacío en mi cama, que no estás más. Entonces empezar a recordar aquellas noches en las que dormía abrazando tu perfume de Amor, Amor y todas las veces que me decías al oído «Te quiero» se convierten en un susurro cada vez menos audible. Los abrazos se quedan justo donde los dejabas, entre mi corazón y tus manos… espacio ahora avocado al vacío. Y por mucho que he tratado de que no se acabe, es imposible intentar detener lo que parece inevitable… al final ocurre. Un recuerdo vuelve a azotar mi mente, son tus manos frías sobre mi espalda dibujando corazones al despertar.
Odio no poder sacarte de mi cabeza ni por un sólo momento y perderte a cada segundo… como agua entre mis manos que cae inevitablemente al suelo. Y tú detrás de las palabras, escondiéndote de los ojos del mundo, adentrándote en mi alma desgastada. Odio no poder engañarme a mí misma, porque cuando digo que ya no pienso más en ti, lo hago en ese mismo segundo, con más fuerza que nunca y cuando creo estar en paz, tu recuerdo es como una metralla que deja todo hecho pedazos, cada vez más pequeños. Un recuerdo escapa de la mente… tus ojos me enseñaban el cielo, era la forma más rápida de llegar sin tener que volar. Y allí te hacía dormir, entre nubes con vistas de primera hacia las estrellas. Odio tener que recordarte todas las noches y no poder abrazarte más. Odio quedarme mirado atrás sin atrapar ninguno de esos momentos. Perdona si te hago llorar…perdona si te quiero tanto y no he sabido demostrártelo. Ahora me doy cuenta que es imposible cerrar los ojos y no sentir que lo eres todo y más… mucho más de lo que podía haber pedido...

31/03/2010

1 comentario:

  1. me encanta :D te sigo¡ :)
    aquí te dejo el mío: www.yomentalmentedivergente.blogspot.com
    unbeso:D

    ResponderEliminar