Visitante

En mi calendario ya tengo marcados los días que van sin tenerte a mi lado...
Y en mi piel tengo marcados tus labios...

18 jun. 2011

Nunca. Tal vez. Quizás

Nunca creí que pudiera enamorarme de verdad antes de los 25. Mucho menos creí que fuera de una chica a quien no había visto en la vida. Nunca creí que la vida me regalaría unos ojos azules bajo la lluvia de enero, ni el valor de coger un avión para verlos. Nunca he creido en las historias de amor y no creo que lo haga,  nunca. Es muy fácil decir "te olvidaré", nunca lo es hacerlo. La pregunta es, ¿nunca? ¿Qué coño significa nunca? Creo que nunca significa que no existe la más mínima posibilidad para que algo ocurra. Pero, ¿sabeis un secreto? Nunca es la palabra más mentirosa que conoceré mientras viva.
Tal vez lo supere o le quite importancia. Tal vez que separaramos nuestros caminos sea lo mejor que nos haya podido pasar. Tal vez encuentre la forma de querer a alguien sin que me duela, o encuentre a alguien que haga que quererle no me duela. Tal vez no me lleguen más respuestas y lo mejor sea que no las espere. Tal vez arriesgar menos acabe rompiéndome más, ¿o es al revés? Bah, quién sabe. Tal vez creo que son dos palabras de personas optimistas, pero sinceramente son dos mierdas de palabras porque crean en mí y en cualquiera la esperanza de...
que algo pase y al final puede que no sea así.
Quizás sea más feliz ahora, sea más persona. Quizás esto me ayude a crecer, a medir las experiencias en momentos. Quizás coja mis maletas y vaya a buscarla o quizás me quede con las ganas de saber que hubiera pasado si... Quizás ya no tenga ningún motivo para regresar, pero eso sólo lo sabe ella. Quizás pasemos algún tiempo sin hablarnos para olvidar, quizás ya lo hayamos olvidado. Quizás me gusta porque siempre está dudando, como yo.
Y es que quizás no quiera olvidarte, o tal vez lo haya hecho. Puede que la suerte venga de nuevo y nunca me abandone. Es posible que te quiera como siempre lo he hecho, aunque tú a mi no. Pero piensa sólo en esto, piensa en ese momento en el que te llegó mi anillo, en cuando te dije que quería estar contigo, en el día que te dije que cogería ese avión, en el día en que llegué, en el abrazo que me diste para saber que éramos reales, que nada había sido un sueño, piensa en nuestro primer beso, en lo que se te pasaba por la cabeza en ese instante, en cuando me mandabas todos esos mensajes, en cuando te pedí que fueras mi novia, en la mañana que me llevaste al puerto, piensa en todas las veces que te dije que te quería y no quería irme, en cuando nos despedimos, en los días que vinieron después, en mi carta por tu cumpleaños, en lo que hiciste con la camiseta que te envié, en la propuesta que te hice, piensa en la forma en la que te quería... Piensa en cuantas cosas de esas fueron de verdad... Porque tal vez encuentres a alguien que te dé mucho más que todo eso y espero que eso pase. 
Quizás he pedido mucho al pedir que pensaras en todo eso, pero era para poder decir que sí, que ahora quizás sea más consciente de todo eso, que QUIZÁS ahora intente hacer mejor las cosas, que ahora TAL VEZ lo que sienta yo por ti no es suficiente, que tal vez NUNCA lo fue. Que puede que te quiera siempre de la misma manera, pero quizás ya no quiero seguir queriéndote así porque tal vez tú nunca me has querido.

1 comentario:

  1. Las palabras que hora puedo y no sé expresa, no se acercan a lo que sentí al leer esto.

    ResponderEliminar