Visitante

En mi calendario ya tengo marcados los días que van sin tenerte a mi lado...
Y en mi piel tengo marcados tus labios...

8 jun. 2011

El gran día

Me desperté, eran las 6:30 de la mañana, mi móvil tenía que despertarme a las 8:00. Sudaba, dormí sin taparme con las sábanas, pero sudaba... Putos nervios. Una ducha con agua muy caliente, un café, y una pila de apuntes. Ayer era el gran día. "Vamos, ya has pasado por esto. No es nada, te vas a superar... Pero... Joder, ¿cómo era aquella fórmula?". 
Me tomé el café y decidí no mirar más los apuntes, no era sano. En la tele: Anatomía de Grey, último capitulo de la segunda temporada, lo amo. "Lo que yo elijo eres tú"... Joder, me vienen a la cabeza muchos recuerdos, demasiados para ser exactos... Publicidad y corro a mi habitación, en el cajón de la mesa del ordenador, sigue ahí, intacta, como si la hubiera recibido ayer... Y dentro lo que busco... Me lo meto al bolsillo con un deseo en la cabeza: "Vamos chicos, ayudadme como en septiembre". Además, encuentro una foto de unos ojos verdes, la recuerdo sentada en la cama y lloró... 

Vuelta al salón con Mer y Der, menuda historia: "¿Crees que deseo mirarte?..." jajajaja, eso me sonaba... Dios, estaba dudando, necesitaba sacarme de encima esos exámenes. Y fuera, la lluvia lo empapaba todo. No aguanté más y a las 9 salí de casa. Poco mas de una horita hasta llegar a aquella facultad alejada
de la mano de Dios. Aún quedaban dos horas para que entrara... Pero yo ya estaba ahí, algo empapada por la lluvia. Llovía tanto como la última vez que estuve con ella, pero no olía a mar, ni se escuchaban olas. Joder, seguía en mi cabeza, es lo último en lo que debería haber pensado ayer, pero estaba ahí... Y mientras tanto seguía dándole cuerda a las fórmulas en mi cabeza. 
Era la primera vez que estaba nerviosa ante un exámen, lo sabía por que no era capaz de hacer mi cubo de rubik, no me salía. Y llegó la hora, primero Física. Última fila, con la ventana abierta, aún se escuchaba algunas gotas caer. 12:15 repartición de exámenes. Opción A, bueno... Se podía intentar... Vuelta de hoja, Opción B, me cagué en todo, solo sabía hacer una cuestión y partes de los dos problemas, ni siquiera sabía si
me llegaría para aprobar... Vuleta otra vez de hoja... Mis chicos no podían fallarme. Una hora y cuarto después salí de esa clase que ya empezaba a oler a humanidad. 
Tenía hambre, pero esperé a unas amigas para ir a comer algo. Un bocata y una Cocacola, y después el sueño... Con el libro de Matemáticas entre las manos se me cerraban los ojos. Quería olvidarme del sabor a los medios fracasos de Física, quería dormir y ver sus ojos, e intentar sentir sus manos, y que el tiempo me la devolviera... Joder, tengo que olvidarla, es cuestion de tiempo. Tiempo... Mierda aún tenía que hacer otro exámen más... Otra vez con el cubo, lo hacía, lo deshacía, ponía de los nervios a mis amigas al hacerlo y en fin, llegó la hora... Otra vez, Opción A, Opción B... Y toca la B... Adelante, aún los tengo en el bolsillo, no se me han olvidado. Y del tirón todo hecho en una hora... Son Matemáticas.
Y al salir por la puerta, experimentar esa sensación de euforia. Saber que lo he hecho bien, que es posible que suba mi nota, que tal vez entré en la carrera que quiero esta vez... que tengo un trocito de suerte guardado en el bolsillo... Y de vuelta a casa caminar bajo una lluvia momentánea sin importar que me esté mojando. Caminar sintiendo que ha sido un gran día, caminar viendo despejarse el cielo, con el sol asomando con sus últimos rayos por una rendijilla que las nubes han dejado... Caminar sintiendo el viento en la cara, sintiendo esa felicidad tan extraña... sintiendo que se está acabando, que el día está terminando y que mañana tal vez salga el sol...

Caminar bajo la lluvia... sin ella...

No hay comentarios:

Publicar un comentario